18
Views

Durante la semana pasada, funcionarios del gobierno japonés informaron que las reglas de venta de gasolina se endurecerán en Japón como resultado del atentado contra el estudio Kyoto Animation. Tres meses atrás, Shinji Aoba entró a las instalaciones del estudio Fushimi y, se cree, arrojó gasolina a las personas que encontró cerca para después incendiar todo el lugar.

La Agencia de Manejo de Incendios y Desastres revisará la ley e indicará a las estaciones de servicio y a proveedores realizar controles de identidad y preguntar a los clientes la razón de su compra. Esto entrará en vigor a partir de febrero de 2020.

En julio, mes en el que sucedió el siniestro, se pidió a todos los vendedores de gasolina que verificaran voluntariamente las identificaciones de los compradores. Pero a medida que los clientes no cooperaron en algunos casos, las compañías exigieron que se hiciera obligatorio.

La agencia espera que, con estos controles más estrictos, los vendedores de gasolina también sean alentados a estar más alerta y a denunciar rápidamente a la policía a los clientes que parezcan sospechosos. Recordemos que, tras el evento en KyoAni han surgido diversas amenazas a otras compañía como Visual Arts y Square Enix.

El hombre que atacó el estudio Fushimi de Kyoto Animation, compró 40 litros de gasolina que almacenó en dos contenedores que condujo en un carrito hacía el estudio. Un día antes del incendio se captó en cámara al atacante con distintos objetos, la policía cree que estaba preparándose para el ataque.

Lamentablemente el incidente causó la muertes de 36 personas y otros 33 resultaron heridos. Un reporte reciente del director del estudio, Hideaki Hatta, informaba que el 80% de las personas hospitalizadas ya estaban de vuelta en su trabajo.

Fuente: otakupt

Article Tags:
· ·
Article Categories:
japon

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *