31
Views

Aunque Japón es conocido por ser uno de los países más seguros del mundo, es inevitable que día con día se cometan crímenes de alguna naturaleza. A continuación, una recopilación de delitos acontecidos en la última semana.

Japón introduce sistema de reconocimiento facial en investigaciones criminales

El nuevo sistema que está utilizando la policía japonesa hace coincidir fotos de personas que han sido arrestadas anteriormente con imágenes recopiladas por cámaras de vigilancia y redes sociales. Esta medida ha generado preocupaciones sobre violaciones de privacidad, desde que se comenzó a usar en marzo pasado. Los funcionarios han dicho que esta tecnología permite identificar a los funcionarios de manera más precisa.

Hombre de 67 arrestado por asesinar a investigadora de la Universidad de Kumamoto

Se arrestó a un hombre de la tercera edad por el asesinato de una investigadora de la Universidad de Kumamoto. El cuerpo de la víctima de 35 años fue encontrado en las orillas de una carretera, el pasado 7 de septiembre. Aunque el hombre aceptó el cargo de abandonar un cuerpo, no se tienen noticias sobre si admitió el asesinato

El actor japonés Iseya Yusuke arrestado por posesión de marihuana

Conocido por sus numerosas películas y dramas de televisión, el actor japones Iseya Yusuke fue arrestado bajo sospecha de posesión de marihuana. Los investigadores encontraron la droga en la casa del actor, quién declaró tenerla para consumo personal.

Pareja acusada de vender p0rnogr4fía infantil en sitio para adultos

En la ciudad de Nagoya la policía identifico una operación de venta de p0rnogr4fía infantil para un sitio para adultos. Como consecuencia, se arrestó a una pareja de mujer y hombre con 29 y 54 años, respectivamente; las dos personas vendieron fotos de niños en un sitio web. Ambos admitieron las acusaciones.   

Mujer esconde la muerte de su padre para seguir cobrando su pensión

En Hokkaido fue encontrado el cadáver de un hombre al interior de una casa. La policía lo identificó como el padre de Hisako Hashimoto, quién en entrevista dijo que “no pude denunciar la muerte de mi padre ya que vivo de su pensión”. El hombre tenía 70 años, mientras que la mujer alcanzaba los 51. El reporte fue hecho por un vecino que declaró que “no había visto al hombre recientemente”, así que llamó a la autoridad local para investigar. 

Fuente: newsonjapantokyoreporter

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Crimen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *